El Movimiento Evita se reunió en San Martín pensando con internas en 13 distritos

Como Cubría en La Matanza y Grosso en San Martín, en varios casos buscan desafiar a un intendente del peronismo. Si no hay lugar, advierten con presentar boleta corta.

Dirigentes del Movimiento Evita que buscan competir por la intendencia en sus distritos se reunieron en San Martín con el objetivo de presionar hacia la interna de Unidos por la Patria para que se habiliten las internas en todos los distritos bonaerenses, incluso en aquellos gestionados por el peronismo.

“Hay que renovar la política desde abajo y eso solo lo vamos a lograr con la participación de todas las expresiones políticas en el proceso electoral. Nuestra estrategia para ganar es ampliar la base electoral del peronismo en los municipios”, fue el mensaje que los candidatos del Evita bajaron, foto colectiva mediante.

Son alrededor de una quincena los candidatos que el espacio liderado por Emilio Pérsico impulsa en municipios de la provincia de Buenos Aires, donde aumentan sus objeciones a un posible escenario de lista única, sobre todo donde gobierna un intendente peronista. “Muchas expresiones están planteando que tiene que haber amplitud y que la lista única no lo garantiza”, dijo a LPO uno de los dirigentes del Evita con aspiraciones a la

En caso de no tener posibilidad de competir internamente, algunos candidatos del Evita contemplan ir con la boleta corta de agrupaciones vecinales conformadas en muchos distritos como “herramienta de resguardo”, de no habilitarse los cruces en las PASO. De suceder eso, en el Evita saben que disminuye la competitividad pero focalizan en el “dolor de cabeza” que podría representar para algunos intendentes en octubre.

“Estamos planteando de manera muy contundente que tiene que haber primarias y, si eso no ocurre, cada distrito está pensando alternativas y los responsables tendrán que pagar el costo político de no oficializar esa otra lista”, dijo un voz que participó del reciente encuentro y que, de todas maneras, enfatizó que el objetivo es jugar por dentro del frente.

En ese distrito controlado por Gabriel Katopodis, Leonardo Grosso anunció a finales del año pasado su candidatura a la intendencia. De habilitarse una PASO, tendría que enfrentar al actual intendente Fernando Moreira, que reporta al ministro de Obras Públicas y que recibió recientemente apoyos como el de la CGT regional, que pidió por lista única en el municipio. Grosso también fue sumando adhesiones a su candidatura, desde la Uocra local hasta Juan Grabois. El diputado del Evita cuenta en el distrito con sello vecinal, Futuro San Martín.

El caso paradigmático es La Matanza, donde la diputada Patricia Cubria busca enfrentar en las PASO a Fernando Espinoza. La esposa de Pérsico viene liderando un armado que ya en 2021 intentó dirimir fuerzas con el espinozismo bajo el sello de Frente Vecinal. En aquella oportunidad no prosperó ese desafío, pero en esta vuelta avisan que “se contemplan todas las posibilidades” en pos de competir, con la preferencia de hacerlo con el armado que impulse Cristina Fernández de Kirchner. En efecto, recuerdan que “La Colo” fue una de las participantes de la reunión entre CFK y la cúpula del Evita previo al acto del 25.

En Navarro, distrito controlado por el ministro de Hábitat Santiago Maggiotti y que gobierna el exfutbolista Facundo Diz, el dirigente del Evita Daniel Yuse va por la intendencia, luego de dar el portazo del PJ el año pasado y apuntalar su sello vecinal “Navarro Renace”.

En otras comunas gestionadas por el Frente de Todos, como Marcos Paz, Berazategui y La Costa, el Evita tiene también sus candidatos que piden PASO a la vez que tienen conformadas sus agrupaciones vecinales. En la mayoría de los distritos tienen ese sostén vecinalista, sea porque la propia estructura local del Evita conformó el partido vecinal o, en otros, porque el entramado de fuerzas que acompaña la propuesta local ya cuenta con, al menos, un sello.

Pero también se dan tensiones en distritos sin tierra como Tres de Febrero o Chivilcoy, donde La Cámpora impulsa con fuerza a sus referentes locales, Juan Debandi y Constanza Alonso, respectivamente. Como contó LPO, Lis Díaz es una de las postulantes anotadas en Tres de Febrero. En Chivilcoy, en tanto, la referente del Evita en la Cuarta sección, Micaela Román ya lanzó su candidatura ligada al sello vecinal “Mejor Chivilcoy”. En esa ciudad, el Evita afina una estrecha articulación con el intendente Guillermo Britos y mantiene una dura confrontación con el camporismo local.

Aunque la expresión mayoritaria quiere participar en la lista “donde esté Kicillof o la fórmula más vinculada con Cristina”, algunos candidatos del Evita analizan la posibilidad plegarse a la boleta de Daniel Scioli y Victoria Tolosa Paz. La mayoría quiere participar en la lista donde esté Kicillof o la fórmula “más vinculada con Cristina”.

Según comentan armadores seccionales, el escenario ideal para la estrategia del Evita sería evitar Primarias a nivel nacional y provincial y una habilitación en los distritos donde haya condiciones para “dar una interna competitiva”.

Del encuentro, participaron los candidatos Leonardo Grosso (San Martín), Patricia Cubría (La Matanza), Lis Díaz (Tres de Febrero), Ignacio Medina (Marcos Paz), Milagros Moya (Lobos), Daniel Yuse (Navarro), Martín Poustis (Partido de La Costa), Agustín Balladares (Lanús), Paola Enrico (San Nicolás), Natalia Peluso (Ituzaingó), Federico Ugo (Tigre), Joaquín Noya (Vicente López) y Luciano Lescano (Necochea).

Fuente: Informe Norte – Noticias de la Zona Norte / Política / Movimiento Evita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares