Axel Kicillof y el Peronismo bonaerense rindió homenaje a Perón en San Vicente

Kicillof le pidió al peronismo organizarse para enfrentar a Milei, “Si vinimos tantos es porque estamos acá para construir el futuro”, dijo el gobernador. Enfoque de armado nacional, con Corpacci y Quintela en escenario.

Axel Kicillof encabezó este lunes el acto por el 50 aniversario del fallecimiento de Juan Domingo Perón en la Quinta de San Vicente, donde estuvo presente Máximo Kirchner, en una tregua a la fuerte interna que cruza al peronismo bonaerense.

Luego de recorrer una serie de provincias, Kicillof volvió a mostrar su perfil nacional como referente de la oposición a Milei, con la catamarqueña Lucía Corpacci y el riojano Ricardo Quintela acompañándolo en el escenario.

Había mucha expectativa en torno a la participación de Máximo que, aunque fue invitado a subir al escenario, optó por quedarse en la primera fila junto a otras referencias de La Cámpora, como los intendentes Julián Álvarez (Lanús) y Mayra Mendoza (Quilmes).

El massismo avisó su ausencia argumentando no querer “ser rehenes de ningún tironeo interno”. Como fuere, se vio alguna participación del Frente Renovador, como la del intendente de Navarro, Facundo Diz.

“Si vinimos tantos es porque estamos acá para construir el futuro”, dijo el gobernador luego de agradecer a cada sector participante, entre los que mencionó al titular del PJ bonaerense.

Al señalar que “Milei significa más privilegios para pocos y menos derechos para muchos, exactamente lo contrario al peronismo”, Kicillof hizo un llamado a la organización peronista para enfrentar al gobierno libertario.

En ese sentido, sostuvo: “Debemos construir junto a las fuerzas populares y democráticas de la Argentina una alternativa que en el futuro permita revertir la destrucción en curso y poner al país en el camino del desarrollo y la inclusión”.

“Les va a resultar imposible transformarnos en colonia porque por acá pasó Perón”, dijo Kicillof, que llamó a “reafirmar la vigencia” de las ideas del expresidente “para sostener frente al actual experimento anarco libertairo que tanto daño le hace a nuestro pueblo, que la alternativa se llama peronismo”.

 

Y agregó: “Vamos a organizarnos para luchar por el proyecto de país que nuestro pueblo se merece, inspirado en las ideas y el legado de Perón”.

La movilización estuvo a cargo de intendentes y gremios más cercanos a Kicillof, desde armados provenientes de Berazategui y La Plata, donde gobiernan Juan José Mussi y Julio Alak, hasta estatales de UPCN y los obreros de la construcción de UOCRA.

Kicillof ratificó que no participará del pacto de mayo que Javier Milei busca realizar en Tucumán el próximo 9 de julio y le propuso al Presidente que lo celebre el 4 de julio, día de la independencia de los Estados Unidos. “Es una fecha más adecuada para entregar banderas históricas de nuestro país”, dijo.

Luego de contrastar la parálisis de la obra pública nacional con las inauguraciones que sigue haciendo la Provincia de centros de salud y escuelas, Kicillof acusó al libertario de promover “un modelo primarizado, precarizado, extractivista, con un pequeño polo de privilegiados y en el otro polo un inmenso cúmulo de postergados”.

Antes, Ricardo Quintela, uno de los gobernadores más cercanos al bonaerense, llamó a “hacer una autocrítica” en el peronismo y sostuvo: “Milei es producto de los errores que nosotros hemos cometido”.

Más allá de eso, el riojano consideró que “la unidad es una necesidad más que nunca” y pidió construir “un núcleo de resistencia compuesto por el movimiento nacional justicialista” que tenga “un lenguaje diferente”.

 

Fuente: Informe Norte – Noticias de la Zona Norte / Política / Peronismo Bonaerense

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares