A Tigre le toco un Racing entonado, no lo perdono y esta cada vez más comprometido

Con goles del uruguayo Gastón Martirena, Adrián Martínez, Maximiliano Salas y Juan Fernando Quintero, Racing goleó en Victoria a Tigre 4-0 y por ahora es líder de la Liga Profesional

Racing dio una nueva muestra de su poderío ofensivo en Victoria donde goleó a Tigre 4-0 en un partido que se le abrió rápido y en el que terminó siendo ampliamente superior a su rival para lograr un claro triunfo que, momentáneamente, lo dejó en lo más alto de la Liga Profesional.

El uruguayo Gastón Martirena, Adrián Martínez, Maximiliano Salas y el colombiano Juan Fernando Quintero le dieron los tres puntos a la Academia, que incluso tuvo una que otra chance más para aumentar. En las tres fechas del certamen ya acumula once goles a favor y parece haber dejado atrás el sinsabor que sufrió en Córdoba en la jornada inicial en la que derrotaba a Belgrano 4-1 y el Pirata se lo terminó empatando.

Cerca de clasificar como uno de los mejores primeros en la Copa Sudamericana e invicto y demoledor en el torneo doméstico, el equipo de Avellaneda atraviesa el mejor momento del año y si en su camino no se interponen las habituales laguinas que vienen sufriendo sus jugadores, será protagonista estelar de ambos campeonatos. Plantel tiene de sobra.

Racing golpeó de movida. Corrían 7 minutos cuando Adrián Martínez quedó mano a mano con Felipe Zenobio, quien se lució con una tapada excepcional, pero su rechazo, que fue a parar afuera del área grande, le quedó a Martirena, quien se acomodó y sacó un zurdazo que se coló abajo junto a un palo.

Esa ventaja madrugadora le permitió al equipo orientado tácticamente por Gustavo Costas manejar los hilos del encuentro con tranquilidad. Tuvo más espacios ante un rival que una vez que asimiló el golpe salió a buscar el empate y tuvo alguna que otra chance.

Pero a Tigre le cuesta anotar y Racing lo liquidó en el tiempo adicionado de esa etapa inicial. Un fenomenal centro de Salas desde el flanco izquierdo, por donde el equipo de Avellaneda transitó sin dificultades, fue parar a los pies de Maravilla Martínez, tras un rebote, y esta vez el goleador no perdonó para sellar el 2-0 con el que se cerró el parcial.

Si ese golpe había dejado al Matador en la lona, el golazo de Salas, la gran figura del encuentro, terminó de dejarlo nocaut. El talentoso atacante terminó una réplica letal, tocando la pelota a un costado de Zenobio para pasarlo por el otro sector y empuijar el balón a la red con el arco libre.

Quedó tiempo para que Juanfer Quintero anotara el cuarto sobre los 32 al concretar un penal que Kevin Lomónaco le cometió a Agustín Urzi, quien había recibido un magnífico pase del colombiano en esa acción previa.

Fue una buena victoria para la Academia que este martes intentará terminar en lo más alto de su grupo en la Copa Sudamericana cuando reciba a Sportivo Luqueño de Paraguay.

Para Tigre fue otro duro golpe, como el que recibió la semana pasada en Rosario donde Central le empató en la última jugada. Sigue último en la tabla general, a 4 puntos de Sarmiento, pero tiene tiempo para recuperarse. Claro que para que ello suceda el equipo deberá empezar a dar respuestas en breve.

 

Fuente: Informe Norte – Noticias de la Zona Norte / Deportes: Futbol / Club: Tigre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares