El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, prohibió la designación de familiares

El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela , decidió sumarse a la medida anunciada ayer por el gobierno nacional y decretó que sus funcionarios de primera línea no podrán designar a familiares en ninguna dependencia municipal.

Se trata de una nueva derivación de la polémica generada en torno al ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca , y la contratación de una empleada doméstica de su familia en la intervención del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

El decreto de Valenzuela establece “que no podrán formar parte de la planta del Municipio, cualquiera fuera la modalidad de su contratación, los familiares hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad de los Secretarios del Departamento Ejecutivo”. La misma restricción aplica al intendente.

“Somos los que tenemos que dar este tipo de ejemplos para dar lugar a un Estado local más fuerte, moderno y transparente”, sostuvo Valenzuela a través de un comunicado.

A fines de 2017, en consonancia con el anuncio de la gobernadora María Eugenia Vidal, Valenzuela había reducido el organigrama político del Municipio en un 22 por ciento (20 cargos sobre 96). “Un gobierno es un área de servicios, no un lugar para contener a los amigos de la política o los familiares. La idea fue reorganizar el equipo para ser más eficientes y gastar menos”, señaló en ese momento.

En sus fundamentos, el decreto apunta a la “integridad y la transparencia en el ejercicio de la función pública” y a eliminar “toda acción tendiente a desvirtuar cualquier preferencia que no se sostenga en la idoneidad en el cargo, elemento esencial a la hora de incorporar empleados, funcionarios o colaboradores a la gestión pública”.